fbpx

Planificación contable y fiscal en China. Declaración de bienes en el extranjero.

El sistema fiscal chino cuenta con uno de los mayores grados de descentralización del mundo. La estructura del sistema fiscal chino se organiza en torno a dos niveles principales: local y estatal. La gestión de los impuestos es llevada a cabo por la SAT en coordinación con las agencias tributarias locales, que están repartidas por todo el territorio y cubren tanto los niveles provinciales, como locales y de distritos.

Debido a esta complejidad, las empresas que operan en China deben contar con asesores expertos en planificación contable y fiscal, teniendo en cuenta el impacto que tendrán en sus negocios la imposición arancelaria, el Impuesto de Sociedad, el Impuesto al Consumo o el Impuesto sobre el Valor Añadido entre otras tasas chinas. Es muy importante contar con un buen asesoramiento fiscal en China y también contable.

El Impuesto de Sociedades (IS o CIT, Corporate Income Tax) grava las rentas obtenidas en China por empresas tanto locales como extranjeras. Después de la entrada de China en la OMC y de la necesidad de cumplir con el principio de no discriminación, en 2007 se aprobó una nueva ley del Impuesto de Sociedades que entró en vigor el 1 de enero de 2008 por la que se aplica un tipo homogéneo de 25% y un tipo especial de 20% para empresas pequeñas con reducidos beneficios.

Esta categoría está formada por aquellas empresas que operen en mercados no restringidos ni prohibidos y que cumplan con las siguientes condiciones:

En el caso de las empresas industriales, los ingresos anuales sujetos no deben exceder 300.000 yuanes, deben tener 100 empleados o menos y los activos totales no deben superar 30 millones de yuanes.

Para el resto de empresas, los ingresos anuales sujetos al impuesto deben ser menores a 300.000 yuanes, deben tener 80 empleados o menos y los activos totales no deben superar 10 millones de yuanes.

También existe un tipo reducido de 15% para las empresas que sean reconocidas dentro de la categoría de Alta Tecnología. Para ello, deben cumplirse una serie de requisitos que han sido unificados a nivel nacional y tramitar un reconocimiento oficial ante las autoridades.

Declaración de impuestos y aduanas en Colombia, España y Venezuela.

La dirección de impuestos y aduanas nacionales (DIAN) de Colombia.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) es una unidad administrativa especial de Colombia adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público cuyo objetivo es garantizar la seguridad fiscal del Estado colombiano y la protección del orden público económico nacional mediante la administración y control de las obligaciones tributarias, aduaneras y cambiarias. Este organismo facilita las operaciones de comercio exterior en condiciones de equidad, transparencia y legalidad en las aduanas extranjeras y colombianas.
Realizamos las negociaciones y gestiones de nuestros clientes con la DIAN de Colombia a la hora de gestionar los impuesto sobre la renta y complementarios, el impuesto sobre las ventas, el impuesto de timbre nacional y de los demás impuestos del orden nacional cuya competencia no esté asignada a otras entidades del Estado. Asimismo, nos encargamos de que nuestros clientes cumplan con la legalidad en materia de importación y exportación de bienes y servicios, gastos asociados a las mismas, financiación en moneda extranjera de importaciones y exportaciones, y facturación.

Negociaciones con el centro nacional de comercio exterior de Venezuela.

La anterior Comisión Nacional de Administración de Divisas de Venezuela (CADIVI), actualmente Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX) es un organismo gubernamental venezolano encargado de vender divisas a los ciudadanos bajo ciertas condiciones y limitaciones debido a que en el país no hay libre acceso a la moneda extranjera.

Negociaciones y presentación de impuestos con el Ministerio De Hacienda De España.

España ofrece diversas posibilidades a las empresas extranjeras que quieran implantarse en su territorio. De este modo, están las opciones de operar por medio de oficinas de representación, sucursales o filiales, que son las formas más habituales de establecimiento.
No obstante, existen otras modalidades consistentes en la firma de acuerdos de distribución y de cooperación con empresas españolas (uniones temporales de empresas, agrupaciones de interés económico), las operaciones a través de agentes o comisionistas, franquicias, etc.
Nuestra experiencia y profesionalidad en la implantación de empresas en España nos permite ayudar a nuestros clientes en todo este proceso, asesorando también en el pago de impuestos y tributos

Nuestros servicios en España incluyen:

  • Acuerdo de la Sociedad Matriz.
  • Solicitud del nombre de la Filial.
  • Constitución del depósito bancario.
  • Firma de la escritura pública de constitución y redacción de sus Estatutos.
  • Obtención del Número de Identificación Fiscal (NIF) provisional.
  • Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
  • Inscripción en el Registro Mercantil.
  • Solicitud del Número de Identificación Fiscal definitivo.
  • Declaración en el Registro de Inversiones Extranjeras.
  • Contabilidad y Depósito de Cuentas.
  • Tributación y Convenios de Doble Imposición.